Blog

¿Qué diferencias poseen los juegos de mesa para adultos?



Los juegos de mesa diseñados pensando en un público adulto o juegos de nueva generación tienen como gran desafío encantar a un tipo de audiencia acostumbrada, tal vez, a pensar en los juegos como un asunto de niños, por lo que, han tenido que crear un espectro de juegos que resignifique esta experiencia de acuerdo con los intereses de un público maduro. 


Los juegos de mesa para adultos plantean temáticas familiares y atractivas para éstos, como sería jugar a crear una empresa, desarrollar  la cura para la enfermedad provocada por un virus desde el rol de un científico o un médico, resolver casos policiales o sobrenaturales, etc.


Las mecánicas o acciones que permiten el desarrollo del juego (colocación de trabajadores, dados, roles, construcción de mazos, etc) pueden alcanzar un nivel de complejidad mayor en los juegos de mesa para adultos, por ejemplo, en cuanto al nivel de abstracción (no todo movimiento pasa por una acción o finalidad concreta), las dinámicas son intrincadas y las decisiones, muchas veces, difíciles, relacionadas con un criterio desarrollado, producto de una experiencia de vida madura.


El manual de instrucciones de este tipo de juego requiere de una capacidad de comprensión alta, por lo que, solo un público adulto estaría en condiciones de asimilarlas en un periodo de tiempo breve y ejecutarlas de modo adecuado. Es decir, aprender la dinámica de un juego de mesa para adultos es altamente demandante y, en parte por esto, resulta un desafío interesante para este tipo de público.


Beneficios de jugar a una edad adulta

 



 Pese a las diferencias que se pueden encontrar entre los juegos de mesa de adultos y los dirigidos a un público más joven en cuanto a los elementos abordados, todos fomentan la creatividad, la agilidad mental, la capacidad de deducir, y, sobre todo, entretienen y facilitan la socialización.

 

Algunos de sus beneficios principales son

 

  1. Reducir el estrés y la ansiedad: la vida adulta conlleva un índice de estrés y ansiedad alto, producto del trabajo y el cumplimiento de las responsabilidades en distintos ámbitos. Como los adultos no siguen conservando espacios lúdicos, en la medida que van envejeciendo, el nivel de estrés y ansiedad se acumula y sube, por esto, es fundamental favorecer el desarrollo de actividades que permitan disfrutar, reír, olvidar durante ese tiempo de diversión lo que no sea parte del juego. Jugar juegos de mesa ayudan a los adultos a desconectarse de su rutina laboral, pudiendo concentrarse en competir, compartir, pensar, crear y socializar de manera más espontánea. 

En Arquitectos del Reino del Oeste y su expansión Arquitectos del Reino del Oeste: era de los artesanos serás transportado a un mundo medieval en el que deberás, de manera creativa, impresionar al Rey construyendo la Catedral del Arzobispo y adornando edificios. Este juego promoverá tu concentración en tareas determinadas distintas de tu rutina, de manera que el estrés y la ansiedad bajarán en la medida que te conectes con el mundo que el juego te ofrece.


  1. Favorecer la concentración,  agilidad mental y toma de decisiones: durante el desarrollo de una partida, se debe decidir constantemente. El tener que tomar decisiones de manera rápida, ayuda a concentrar la atención en las acciones a seguir, de modo de poder elaborar un plan de acción efectivo en un periodo de tiempo breve. Por ello, ante la desconfianza o la indecisión, jugar resulta un excelente modo de reforzar la confianza que requiere tomar decisiones. 

Por ejemplo, un juego como Roll of the Galaxy nos pone en escenarios en los que debemos decidir veloz y acertadamente para que nuestro imperio espacial desarrolle tecnologías que le permitan construir y mantener nuevos mundos.


  1. Desarrollar tolerancia a la frustración: a nadie le gusta perder, pero sabemos que es un hecho que en distintas instancias de la vida deberemos enfrentar más de algún fracaso. Los juegos proporcionan un espacio seguro para mejorar nuestros estándares de tolerancia a la frustración, ya que, perder con amigos en una instancia lúdica, ayudará a ir aceptando la derrota como algo normal e ir incorporando habilidades como la resiliencia, de modo de poder levantarnos y seguir jugando. 

En Dune, basado en la famosa saga de Franz Herbert, tendrás que dirigir a una de las facciones que componen el mundo de la novela con el propósito de conseguir el control de Arrakis, pero, tal como sucede en la historia, podrías perder el planeta en manos de los Harkonnen, por ejemplo, teniendo que levantarte tras la derrota y aliarte con los Fremen.

Comentarios