Blog

¿Sin tiempo para jugar juegos de mesa? Mini guía para hacerse el tiempo con casi cualquier cosa




¿Te has preguntado qué has hecho durante el día? ¿Cuántas veces te has planteado hacer tal o cual actividad, y ese día nunca llega? ¿Sientes que fuera del trabajo o de las clases, no tienes tiempo para hacer nada más?

 


Buscamos siempre tener tiempo; tener tiempo de estar en familia, de ver esa serie que nos gusta, para nosotros mismos, de disfrutar, pero luego las reuniones, los correos, y un infinito flujo de actividades (que finalmente nos damos cuenta que no son tan productivos como queremos) se tragan nuestro tiempo. A menudo parece que estamos enormemente cansados y distraídos, sintiendo que la vida pasa sin mucho sabor. Pero ¿te gustaría poder salir de ese estado y tomar el control de tu tiempo y tu atención?

 


No queremos darte la fórmula mágica de administración del tiempo, porque no la tenemos. Simplemente leemos mucho y hemos entendido 3 máximas que tienen que ver con la gestión de tareas:

 

  • ✔️ La rutina en la que estamos puede modificarse. La de todas las personas.
  • ✔️ El tiempo es finito. Nadie tiene más tiempo, por lo que debemos tomar las riendas de nuestra gestión de actividades y dedicar tiempo a lo que es prioritario e importante.
  • ✔️ No podemos decirle SÍ a todo ni a todos, tendremos que establecer ciertos límites y NO hacerlo todo.

 

Con esto en mente, queremos darte una serie de tips que puedes aplicar a tu día a día para que tengas tiempo de jugar juegos de mesa, hacer deporte o dedicarle el tiempo que necesitas a una actividad. Ojo que aplica a si tienes niños incluso (porque es fácil opinar sino tienes niños pero ey, abrimos el café y el día siguiente nació mi bendición).


Vamos a partir del supuesto que tu día laboral y/o académico es presencial, por lo que ese tiempo lo dedicas ya a esas actividades. Nos centraremos en el resto del tiempo disponible.

 

1️⃣ Establece un objetivo: ¿quiero tener tiempo para jugar juegos de mesa, para tocar un instrumento o hacer deporte? Si tu respuesta es sí, necesito que ahora anotes un espacio de tiempo para dedicarle a tu objetivo ¿Cuándo lo haré? ¿1 vez por semana? ¿2 veces por semana? Te contaré un secretito: yo estoy leyendo la saga de La Rueda del Tiempo, una saga de 14 libros de fantasía y voy en el libro 3 y cada día me pongo la meta personal de leer 3 capítulos, como sea. Si tengo que trasnochar leyendo, lo hago. Si tengo que levantarme temprano para leer, lo hago. Esta auto-obligación me impulsa a seguir con mi meta. Eso me obliga a acostarme temprano, a dejar de ver TV o a andar con el libro para leerlo en ratos muertos. Si te sirve, anota tu objetivo en alguna agenda y dedícale el tiempo que buscas dedicarle. Puedes incluso usar Google Calendar.

 

2️⃣ Planifica 1 prioridad al día: hoy voy a hacer esta actividad sí o sí. Para eso puedo anotarla o hacer algún post-it recordando. Es importante visualizar a cada rato esa tarea que vas a hacer, para no olvidarla.

 

3️⃣ Bloquea las distracciones: deja de ver tu celular a cada rato para actividades banales. Es muy importante ordenar el tiempo y dedicar tus energías en actividades que son importantes. No digo que revisar Instagram no es importante, pero sí es consumidor de tiempo hacerlo 90 veces al día. Prioriza si algo es importante y/o urgente; si no es importante, no lo hagas (tu tiempo vale mucho sabías? no lo botes). Muchas notificaciones nos sacan de un estado productivo, para finalmente consumir de forma hormiga nuestro tiempo. No nos damos cuenta del modo avión en que las pantallas nos tienen muchas veces. Kaching, suena la notificación y en seguida revisamos el teléfono. Caemos sin pensar en el scroll infinito. Te sugiero un par de cositas: desactiva las notificaciones durante un par de horas y verás que es posible tener unos minutos más de tareas productivas. Puedes dedicar ese tiempo a leer el reglamento del juego de mesa que quieres aprender a jugar. Si te toca esperar tiempo o hacer filas, lleva contigo un libro o un comic.

 

4️⃣. Manos a la obra: con todo esto ya preparado, dedícale tiempo a los juegos de mesa. Puede ser un día en específico, dos horas, por ejemplo. Mentaliza que día será ese y busca instancias para recordarlo, que no se te olvide, como una cita importante. Ese día, escribe qué será lo que harás: ¿leerás un reglamento? ¿verás videos? Que la actividad tenga efectivamente un fin es importante para darle prioridad y hacerla. Te dejamos nuestra guía de como organizar noches de juegos de mesa si te animas a anfitronear tú.

 

5️⃣ Play and repeat: ok, ya le dedicaste un tiempo a los juegos de mesa, te felicito! Ahora, planifica otro día, puede ser el mismo día de la próxima semana. Este segundo día volverás repetir todo: a la fase 1, a establecer un objetivo, luego a planificar 1 prioridad al día, a bloquear distracciones y a organizar tu día en base a ese objetivo. Suena aburrido al comienzo, es cuando más cuesta pero siempre motívate a seguir aunque te de flojera hacerlo. Ya con esto llevas la mitad de una rutina, hay que repetir las actividades para hacerlas rutinarias. Después de varias repeticiones, las cosas se hacen casi en modo automático. No te desesperes si al comienzo no salen las cosas como lo tenías planificado; date siempre un margen de error, pensando que si no alcanzo a hacerlo todo, no es para tanto y la próxima vez lo haré. Muchos pequeños pasos van formando los pasos grandes que luego tomamos.

 

¿Pero qué hago si mi grupo, o la gente con la que quiero jugar, está igual de ocupada que yo? Compárteles esta mini guía a ver si se animan a hacerse el tiempo.

 

✨✨ Bonus: ¿conoces la agrupación ABCDE de las tareas? quizás te ayude un poco, la idea es priorizar o sea ordenar, lo más importante y urgente siempre. Para esto puedes hacer una lista de las tareas del día y ponerles A a las tareas impostergables, importantes, esas actividades que no puedes saltartelas. Luego de eso, vendrán las tareas B, las que OK, tienen un grado de importancia pero que si no lo hago no tendrán concecuencias. Las tareas C son agradables de hacer, nada más. Las D son tareas que debemos delegar (recuerda, la base de gestionar el tiempo es NO hacer todo tú). Las tareas E son las que deberíamos eliminar por completo, no aportan valor en nuestra vida. La idea es dedicarle tiempo y esfuerzo a las tareas A o B.

 

 

Recuerda que tu tiempo es valioso! Por eso, date tiempo de hacer actividades que son importantes para ti.

Comentarios